COAG. Insatisfechos con el plan de gestión del lobo

coag.gifPara COAG-Castilla y León, el Plan de Gestión del Lobo aprobado por la Junta y regulado en el Decreto 28/2008, de 3 de abril, publicado el pasado jueves en el BOCyL, desaprovecha absolutamente la oportunidad de haber establecido, tal como viene reivindicando nuestra organización recogiendo un sentir generalizado del sector, un sistema justo y eficaz para compensar los daños que este depredador provoca en la ganadería, lo que sin duda hubiera sido la mejor garantía de convivencia entre el lobo y la actividad ganadera.

COAG siempre se ha opuesto rotundamente al sistema de compensación de daños basado en la suscripción de un seguro por parte del ganadero, porque éste no es el responsable de la existencia del lobo. El lobo es patrimonio natural de la Comunidad Autónoma, y por tanto debe ser ésta la que se responsabilice del mismo; la conservación y gestión del lobo debe ser considerado un servicio público.

COAG-Castilla y León continuará exigiendo a la Junta que garantice que, en todo el territorio de la Comunidad Autónoma, los perjudicados sean compensados íntegramente por los daños que el lobo haya producido a su ganado, abonando directamente y con cargo a su presupuesto, además del valor de mercado, el lucro cesante y las pérdidas indirectas inducidas en la explotación como consecuencia del ataque del lobo.

Por otra parte, COAG-Castilla y León considera que el Plan carece de financiación suficiente, tanto para las medidas preventivas como para la compensación de daños a los ganaderos. La consecución de los objetivos del Plan pueden verse seriamente comprometidos si no se dota al mismo de un presupuesto suficiente y que permita atender la totalidad de las peticiones. En todo caso, si fuera necesario aplicar criterios de prioridad en la asignación de recursos, consideramos que tal priorización debe atender en primer lugar a las solicitudes presentadas por los ganaderos profesionales a título principal, independientemente de la Zona en que se halle la explotación para la que solicitan la ayuda de que se trate.

Fuente. Agroprofesional.com

Escriba su comentario