Cerca de 80 ornitólogos de todo el país participarán en el censo de otoño en la Hoces del Riaza

BITRE2.jpgEl proceso se llevará a cabo durante el fin de semana del 8 y 9 de noviembre y estará dirigido por el biólogo Juan Prieto

El próximo lunes día 3, en Madrid, al final de la conferencia de Fidel José Fernández sobre los censos y trabajos realizados durante los 34 años del Refugio de Rapaces de las Hoces del Riaza, está prevista la presentación de la nueva Hoja Informativa del Refugio, que resume en 360 páginas buena parte de las principales novedades faunísticas (no sólo de aves, también de mamíferos o reptiles), y ha sido posible gracias a la colaboración desinteresada de cerca de quinientos naturalistas.

Para el siguiente fin de semana, el Fondo para el Refugio está organizando el censo de otoño número 26, coordinado por el biólogo Juan Prieto, y para el que casi 80 ornitólogos de toda España ya han confirmado su participación. Dada la grave situación actual de los buitres, el censo de este otoño ha despertado una gran expectación.

Justo después, el domingo 9, está convocada la Asamblea General del Fondo, en Cedillo de la Torre. Uno de los puntos del orden del día trata de las nuevas publicaciones. Entre ellas, un libro relacionado con la historia del Refugio, de próxima aparición, que recoge las aportaciones enviadas por unas 50 personas que han dedicado gran parte de sus vidas al estudio y la defensa de la vida salvaje en estas tierras.
También se debatirán los problemas actuales. Destacan las consecuencias del incendio del verano pasado, el peor de los últimos 34 años en la zona, y de las actuaciones posteriores al fuego. El Fondo se pregunta cómo es posible que, la Junta de Castilla y León haya adjudicado la corta de los montes quemados, sin nuevo concurso público, a la misma empresa que provocó el incendio, que de esta forma «parece recibir un premio en lugar de un castigo».

Otros problemas se refieren a ciertas actuaciones del uso público en el parque natural, y su impacto en la fauna. Resulta paradójico que, al contrario de lo que sucedía antes, las poblaciones de buitres y alimoches y otras aves rapaces estén disminuyendo mucho más en el espacio protegido que en su entorno, cuando uno de los objetivos fundamentales por los que se creó el parque era la conservación de estas especies.
El Fondo reitera su oposición, en las actuales circunstancias, «a que se le conceda al parque natural la certificación europea de turismo sostenible, y más aún cuando la dirección del parque ni siquiera ha cumplido sus propios compromisos verbales y escritos sobre cuestiones que consideramos de la mayor importancia».

Por último, recuerdan que «la situación mundial de los buitres es, sin duda, la peor de la historia».

NORTE DE CASTILLA

Escriba su comentario