Carne y leche de animales clonados son seguras

En 2001, cuando llegó a ser evidente que la clonación animal puede convertirse en una actividad comercial para ayudar a mejorar la calidad de los rebaños, la Administración Federal de Drogas y Alimentos de los E.U.A. (FDA) solicitó a los productores de ganado y a los investigadores, mantener fuera del suministro alimentario aquellos alimentos productos de los clones animales o sus descendientes. Desde entonces, el FDA ha conducido una evaluación intensiva que incluyó examinar la seguridad del alimento producto de estos animales y el riesgo a la salud animal.

De acuerdo con la evaluación final de riesgo, un informe fue escrito por los científicos de FDA y publicado en enero de 2008. El FDA ha concluido que la carne y la leche de los clones de vaca, de cerdo, de cabra y los descendientes de cualquier animal clonado, son tan seguras como las de los animales convencionalmente criados que comemos cada día. Los alimentos productos de animales clonados no serán requeridos de ninguna etiqueta especial, por no diferir de la de los animales criados convencionalmente. En todo caso el etiquetaje será voluntario.

Un clon animal es una copia genética de un animal donante, similar a un gemelo idéntico, pero nacido en un tiempo distinto. La clonación no es igual que la ingeniería genética, que implica el alterar, agregar o suprimir el ADN; la clonación no cambia la secuencia de genes. Debido a su costo y rareza, los clones se intentan para ser utilizados como animales élite de cría, para introducir rasgos deseables en los rebaños más rápidamente de lo que sería posible con la crianza convencional.

Fuente. Agronotas.wordpress.com

Escriba su comentario