Cambio en Atocha o de felicitaciones y pésames

OVEJA_NEGRA.jpgLA OVEJA NEGRA – Rosa Aguilar tomará por sorpresa el bastón de mando del Triministerio. Digo por sorpresa porque a año y medio del fin de legislatura no parecía la cartera con más papeletas para el cambio, pero en fin. En todo caso yo no sé si felicitarle a darle el pésame porque la situación es más que delicada y el campo cuenta con un apoyo mínimo de Moncloa: Zapatero lleva dos años trasquilando el presupuesto del ministerio e incumpliendo sus promesas con los agricultores, pendiente como anda de otros asuntos.


¿Por qué el cambio? Hay quien apunta a cierta cuota andaluza, aunque yo me inclino porque quiere hacer un guiño al ala izquierda del PSOE y, tal vez, a los ecologistas, que han vivido años de guerra abierta con Espinosa y a los que tal vez trate de calmar para evitar que creen su propio partido político.

A la vez da esperanzas a unas OPAS que ya daban por amortizada a una Espinosa a la que Zapatero hace tiempo que abandonó a su suerte. Así que a la gallega el relevo yo creo que no le va a venir nada mal. Se ha quitado un peso de encima. Supongo que a ella sí habrá que felicitarle.
Decididamente, los designios de los inquilinos de Moncloa son inescrutables… y los de ZP mucho más.

Escriba su comentario