Bruselas ofrece a España más cuota de merluza y mantiene la veda de la anchoa

Los pescadores vascos expresan su preocupación por el futuro, aunque esperarán a conocer la decisión final

La Comisión europea hizo pública ayer su propuesta de TAC -Total Admisible de Capturas- y cuotas de pesca para 2008, en el que destacan, por lo que a España respecta, incrementos del 17,5% en la merluza del ‘stock’ sur (aguas de la Península) y del 2,5% en el ‘stock’ norte y descensos que por lo general rondan el 15% en abadejo, cigala (‘stock’ sur), gallo, lenguado, merlán y solla. El rape observa un castigo más severo en el ‘stock’ sur (-25%), que en la zona VII y el norte del golfo de Vizcaya, donde los recortes de cuota superan ligeramente el 8%. Se trata de cifras fáciles de variar en las negociaciones del Consejo de diciembre, cuando la propuesta será considerada por los ministros de Pesca de la UE.

Tal y como era previsible, la Comisión quiere mantener la veda de la anchoa en el Cantábrico, pues propone un TAC ‘cero’ que sólo sería modificado si las prospecciones de la próxima primavera muestran una recuperación significativa de la especie. Hasta el momento, esa recuperación no ha tenido lugar y el caladero presenta una tasa de renovación muy baja, en un pez que se caracteriza por su escaso periodo de vida.

La propuesta comunitaria está pendiente de las negociaciones en curso con países terceros, o de transponer los acuerdos ya cerrados, como es el caso de Noruega y el bacalao.

Sin dramatismo

La oferta de derechos de pesca para 2008 carece del dramatismo de otros ejercicios. Destaca en ella la mejora en la cuota de la merluza en aguas de la Península Ibérica, lo que demostraría que el plan de recuperación al que se encuentra sometida está dando resultados.

Por lo que al rape y el gallo respecta, los recortes propuestos por la Comisión son los habituales, pero el Consejo suele terminar modificándolos, hasta mantener la situación preexistente o conceder caídas muy ligeras.

Por otro lado, la Comisión anunció ayer que prepara un plan plurianual para cambiar la gestión de la anchoa en el golfo de Vizcaya y acabar con las habituales peleas anuales entre españoles y franceses.

Para ello, señaló el jefe de unidad de la dirección de Pesca de la CE, Ernesto Penas, Bruselas ha enviado un documento con ideas a los países interesados y al Consejo Regional consultivo del suroeste de la UE, donde están representados los pescadores españoles, franceses y portugueses. Durante el primer semestre de 2008 presentará una propuesta formal.

Emergencia

El planteamiento de mantener la veda de la anchoa ha caído como un jarro de agua fría entre los arrantzales vascos, para quienes el futuro pinta muy negro. Tan negro que señalan que el sector se encuentra en una «situación de emergencia».

El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Guipúzcoa, Jaime Tejedor, se mostraba ayer muy pesimista tras conocer la noticia, aunque señaló que el sector ha decidido esperar al pronunciamiento del Consejo de Europa, que tendrá lugar a mediados del próximo mes, antes de posicionarse al respecto. Así lo decidieron ayer los representantes de la flota del Cantábrico reunidos en Santander.

Por su parte, el consejero de Agricultura y Pesca del Gobierno vasco, Gonzalo Sáenz de Samaniego, dijo que la decisión «pone en evidencia que la situación de la pesquería no es la que a todos nos gustaría», por lo que instó a trabajar para que «los nuevos modelos de gestión de esta especie entren en una senda de lógica y de conciencia en materia de sostenibilidad».

Fuente. Elcorreodigital.com

Escriba su comentario