Atribuyen al efecto del lobo ibérico el descenso del 45% del ganado ovino en la última década

lobo.jpgEL CORREO – Desde e año 2000 han desaparecido 9.100 ovejas en La Rioja como consecuencia del hostigamiento del lobo ibérico, un 45% de las 20.000 cabezas del ganado ovino que había hace 11 años, si bien las bajas reconocidas por las que se ha pagado indemnización desde 2005 ascienden a 1.430 ovejas, 15 cabras, 17 vacas y 4 caballos, según informó ayer el consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, en comparecencia urgente ante el Parlamento a petición del Grupo socialista.

La Rioja cuenta hoy en día con 30 explotaciones ovinas, con 11.000 ovejas, siete rebaños menos que hace diez años, un descenso también atribuido al acoso de los lobos. La estrategia de indemnización ha costado al Gobierno de La Rioja 143.978 euros desde 2005 en concepto de bajas de animales atacados y 162.160 euros mediante indemnizaciones medioambientales, agregó el consejero.

Todas las fuerzas políticas coincidieron en la necesidad de compaginar la actividad ganadera con la conservación del lobo ibérico en un equilibrio entre ambos.

Sin embargo, las soluciones se perfilan complejas, por dos cuestiones que desengranó el consejero: el tipo de ovejas -ovejas ‘churra’- que ocupan la zona de las 7 Villas, la más afectada, no pasta en rebaños compactos, lo que dificulta la intervención de los perros mastines en su protección. Y por otro lado, la solución más efectiva que se ha detectado hasta el momento es el encierro nocturno en establos, pero esto conllevaría gastos extraordinarios a los ganaderos de la sierra, que no se encuentran cerca de los establos y que requerirían de un mayor esfuerzo económico, reduciendo su productividad.

La Consejería rehusa cambiar el modelo productivo, como propuso el PSOE, ya que según explicó Nagore, la labor de mantenimiento de los pastizales que realizan es diferente al del otra familia de ganado.
Nagore propuso dos alternativas para atajar el problema. En primer lugar, la creación de un fondo de mutualidad; «un fondo común para garantizar la renta anual de los ganaderos que sufran estos ataques que tenga en cuenta los daños directos -desaparición de ovejas- e indirectos».

La otra opción propuesta es la caza del lobo como medio de control poblacional «sin que eso suponga eliminar su presencia en La Rioja, con un cupo máximo de 5 ejemplares al año». Desde 2005, se han exterminado 7 lobos ibéricos por medio de cacerías.

Nagore agregó que «la única respuesta efectiva es encerrar a los ganados, con el coste que eso supone». La Consjería ha construido 5 rediles, que han supuesto una inversión de 78.500 euros, apostilló.

Una respuesta to “Atribuyen al efecto del lobo ibérico el descenso del 45% del ganado ovino en la última década”

  1. Tarratian Says:

    ¿Cómo se explica que la cabaña ovina se haya reducido más en las zonas libres de lobos que en las zonas loberas?

    ¡Menuda columpiada de estudio!

Escriba su comentario