ASTURIAS. Los lobos van a misa

interrogacion.gifNo hay la más mínima intención de molestar a conservacionistas, ecologistas y demás familia, pero la realidad está ahí y los ganaderos -ahora también los cazadores- tienen unos problemas con los lobos que se están agudizando de forma alarmante, por lo que parece que ha llegado el momento de que se decida de una vez si se protege a las alimañas o al ganado. Si se opta por el lobo, pues que se diga claro y alto. Y entonces, que se les dé un empleo a los ganaderos en cualquier consejería, en uno de los muchos chiringuitos que proliferan como los hongos en tiempo de humedad o donde sea para poder sostener a sus familias, porque en las circunstancias actuales no se puede seguir con el ganado de montaña.

Y sucede que ahora los lobos ya se permiten incluso bajar hasta los pueblos. Están azuzados por el hambre. Ha nevado y no hay tantas facilidades para conseguir el sustento diario con ganado tierno, a poder ser, porque siempre eligen los corderos, los terneros y los potros jóvenes. Tan cerca llegan de las aldeas que en Felechosa de Aller ya han visto a los lobos merodeando por las inmediaciones de su capilla. No se tiene noticia de si sus intenciones eran asistir a misa, quizá porque en los últimos días se celebraron por muchas ermitas actos religiosos en honor de San Antón, patrono de los animales, y ellos, los cánidos, pues puede que quieran optar a entrar en la nómina de quienes tienen derecho a la bendición. Tantas facilidades se les están dando que vaya usted a saber si andan reivindicando también sus opciones a estar bajo el manto protector del santo.

Y puestos ya a denunciar las merendolas de los lobos, hay que apuntar también lo que cuentan los cazadores de que los restos de rebecos y venados empiezan a aparecer en el monte víctimas de los cánidos, que no se andan con remilgos ahora que estamos en pleno invierno y por allá arriba no hay posibilidades de enganchar algo de ganado, ya que éste ha sido trasladado a zonas bajas y no resulta tan cómodo llegar a pie de establo para trincar algún solomillo o costillar, que están muy ricos sin tener que darles siquiera vuelta y vuelta. De raposos y raposas se cuentan también mil y una historias. Los lobos no discriminan en sexos y parece ser que la especie zorruna está muy diezmada por algunos concejos, ya que aunque se mueve con astucia y rapidez, acaba sucumbiendo ante una manada de alimañas hambrientas, veteranas en practicar el cerco y echar la zarpa y el colmillar.

Por la zona del Occidente no pasa ni una sola semana sin que el parte de incidencias tenga alguna anotación digna de ser mencionada. Mario, ganadero todoterreno de Borducedo de Salas, me cuenta en Casa Claudio de La Barraca, una de esas pocas tiendas-bar-un poco de todo que aún quedan por los pueblos, que su hijo José Manuel, que patrulla por la sierra desde Cerezal hasta Lavio, se ha encontrado a la altura de Faedo a dos esbeltos y bien fornidos ejemplares de lobo en tareas de investigación ganadera. No le pregunté qué hizo José Manuel cuando se encontró con ellos, pero teniendo en cuenta que es un ganadero prudente y sensato, seguro que por lo que pudiera pasar se dio media vuelta, regresó a donde tenía su ganado y ahí se acabó todo, porque sabido es que al lobo, ni tocarlo.

Si todo esto sucede en un invierno en que nieva, pero no con el calado de otras ocasiones, hay que ir pensando que cuando caiga medio metro los lobos llegarán a las casas y hasta se permitirán llamar a la puerta argumentando que son Caperucita y que vienen a traer unos bombones a la abuelita. Cuentan con medios de comunicación ancestrales -¿sabe alguien lo que se dicen con sus aullidos que nos ponen los pelos como puntas del diecisiete?- y son perfectamente conocedores de que la ley, una ley absurda, incomprensible e injusta para la supervivencia del ganadero, los protege de las escopetas. Sí, sí, ya sé que los ecologistas y los conservacionistas ofrecen como solución la de que el ganadero tenga con sus reses a unos perros mastines bien adiestrados. Pero? ¿quién los adiestra? Y, además, ¿quién es el cristiano que convence a los mastines de que no los llevarán ante el juez si le hacen daño a un lobo? ¿Hay algún mastín que, en solitario, no se arrugue ante una manada de lobos? Por si acaso, se echarán a dormir la siesta encima de una palada de hierba seca y a reclamar al maestro armero.

El pasado fin de semana la capilla de Santa Bárbara del ya citado pueblo de Borducedo estrenó una nueva campana. Celestino Cano, un vecino emigrado a Avilés, la donó para sustituir a la que fue robada bastante antes de la fiesta. Al atardecer del sábado el maestro artesano Severino Gayo, que se encargó de instalarla, hizo unas pruebas y el tañido se expandió por las brañas. Y se rumorea que hubo cierta confusión de los lobos que andan por la sierra de Aguión porque no sabían, después de meses de silencio campanero, si tenían que huir o si la llamada era para bajar a reunirse en concejo abierto en las inmediaciones de la capilla. José Manuel el de Borducedo, Evaristo el de Culebreo, Manolo el de Campomanes y Manolo el Turbo, ambos de Gallinero, al oír de nuevo la campana, aún no sabían que por Felechosa los lobos es posible que pronto vayan a misa. Y temen, con bastante fundamento, que puedan bajar cualquier día de estos hasta la capilla de Santa Bárbara.

Lo más grave de todo cuanto sucede con los lobos es que ni los mastines ni los corralitos son, en opinión de los ganaderos que, de momento, saben más que nadie de estas cuestiones, la adecuada solución. ¿Las escopetas? Mucho cuidadín, que es delito. Y es que al paso que vamos, para el próximo San Antón ya se atreverán los lobos a bajar del monte para recibir la bendición de los curas en nombre del patrono. De momento se atreven a patrullar por las cercanías de las ermitas. Y ya conocen el camino. Todo se andará. Y las escopetas, trancadas en el hórreo.

LNE / JOSE DE ARANGO

Una respuesta to “ASTURIAS. Los lobos van a misa”

  1. caperucitas vendidas Says:

    Y bendecidos por la santa madre iglesia ecologista.
    Geroa os comera el lobo, estos van a lo suyo y nuestro futuro esta en juego. Caperucitas vendidas.

Escriba su comentario