ASTURIAS. La guardería confirma que los cánidos que mataron las cabras en Ribono son lobos

lobopark08.jpgLos ganaderos piden batidas al Principado y aseguran que en la zona opera una manada compuesta por al menos cuatro ejemplares adultos

La guardería rural del Principado de Asturias ha confirmado que fue una manada de lobos la causante del ataque a un rebaño de cabras en las inmediaciones de la localidad de Ribono, en las proximidades del casco urbano de Mieres. Tras analizar el lugar y los restos de los animales que resultaron muertos, los técnicos dictaminaron que los daños fueron causados por un grupo de estos depredadores. Por su parte, los ganaderos sostienen que se trata de una manada compuesta muy posiblemente por cuatro lobos adultos que, ante la dificultad de encontrar alimento en la zona alta de los montes, han ampliado su territorio acechando a las reses que se encuentran cerca de los pueblos.

Los ganaderos de la ladera oeste de Mieres aprovecharon la presencia en Ribono de los miembros de la guardería para solicitar que se realice una batida en la zona similar a la que se realizó hace meses en Loredo. Los profesionales sostienen que los lobos cada vez se acercan más a las poblaciones y reclaman medidas para frenar el avance de estos animales: «Nosotros no somos carniceros y no queremos que se extermine esta especie, simplemente que se controle para hacerla compatible con la actividad ganadera», apuntaron los portavoces del sector.

Los ataques a la cabaña ganadera cada vez se producen más cerca de los núcleos habitados, como atestigua la reciente incursión de estos depredadores en los montes de la ladera oeste de la ciudad, a poco más de un kilómetro en línea recta de la capital. El balance de este inesperado ataque fueron seis cabras y dos cabritos muertos. Lo más sorprendente es que estos animales se encontraban en una finca situada a unos pocos cientos de metros de la localidad.

LNE

Escriba su comentario