ASI AGRADECE EL GOBIERNO ESTATAL A QUIENES LIMPIARON EL CANTABRICO DE CHAPAPOTE.

geroa_sss.jpgSe acuerdan nuestros lectores de quienes limpiaron el mar de TODOS. del chapapote vertido gracias a la incompetencia del Gobierno estatal de entonces. Lean este enlace para recordarlo. 

CHAPAPOTE1.jpgLos arrantzales no recibirán este año ayudas del Ministerio de Pesca estatal por el paro de la anchoa La flota vasca se muestra «indignada» con la decisión del Gobierno central porque «nos deja en una situación de quiebra absoluta»

El Estado destinó el pasado año 4,4 millones a los tripulantes afectados.

La dirección general del nuevo Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, antiguo MAPA, ha comunicado a los ejecutivos vasco, cántabro, asturiano y gallego que este año los arrantzales no cobrarán ninguna subvención para paliar la falta de ingresos que supone la veda de la anchoa.

Esta decisión ha causado una notable indignación entre los pescadores por dejar a la flota en una «situación de quiebra absoluta e inviabilidad», señaló ayer Norberto Emazabel, presidente de la Cofradía de Hondarribia. La veda de la anchoa, decretada por la Unión Europea, venía siendo apoyada con subvenciones por las instituciones, para paliar el impacto de la falta de ingresos que supone la parada debido a la carencia de recursos pesqueros. Esta decisión compromete evidentemente la supervivencia de las empresas de este sector.

CHAPAPOTE2.jpgEl presidente de la Cofradía de Hondarribia, Norberto Emazabel, indicó que «esto es indignante porque Francia, con el 10% de la cuota de pesca, ya tiene establecido el plan de ayudas para sus pescadores y nosotros nos enteramos de forma indirecta que no vamos a recibir nada de nada, cuando tenemos el 90% de los derechos sobre esa pesca».

Emazabel recuerda cómo los sectores pesqueros de España y Francia alcanzaron un pacto para reabrir la pesca que después fue frenado en el seno del Consejo de Ministros de la UE, con el compromiso de que se iban a conceder ayudas. «Nos hemos encontrado con un TAC=0 y ahora conocemos que no tendremos ni ayudas por estar obligatoriamente parados. Hemos solicitado la celebración de seis reuniones con el antiguo Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y siguen sin atendernos».

Las viejas ayudas

Las ayudas que recibieron el año pasado los arrantzales por el paro de 40 días ascendieron a un total 3.000 euros por marinero, de los que 1.800 eran entregados por Madrid y 1.200 por el Gobierno Vasco. Los armadores de la flota también percibieron ayudas. Un armador de un buque de 160 GTS (tonelaje) llegaba a recibir 3.300 euros por dicha parada. Las ayudas se venían otorgando por un periodo máximo de 40 días de paralización temporal, realizada entre el 23 de abril y el 30 de agosto. El MAPA destinó el pasado año 4,4 millones de euros a los tripulantes afectados por la paralización de la actividad en la costera de la anchoa.

La escasas capturas de verdel, el alto coste del gasóleo y la situación de la anchoa volvía a dejar a los arrantzales, a expensas de un ayuda del Ministerio. Ahora sin ayudas la situación es irreversible. «El verdel se ha marchado y no nos podemos dedicar a la anchoa por la veda, ni a la sardina. El verdel ha tomado su rumbo hacia aguas atlánticas, y seguir su camino es demasiado costoso. El precio del combustible ha subido un 130%, pero el problema radica en que el precio del pescado no sube al mismo ritmo que el coste de vida». La ausencia de ayudas abre una enorme vía para que se produzca también la marcha de muchos profesionales de la pesca hacia otros sectores.

El Ministerio tiene previsto reunirse hoy con el resto de gobiernos autonómicos del Cantábrico para comunicarles el fin de las ayudas. La Interfederativa de Cofradías del Cantábrico, entidad que no acoge a Gipuzkoa por haber sido expulsada su Federación, ha convocado una reunión urgente para tratar este tema.

Problemas con el atún rojo

Otro frente de acción que los arrantzales no están dispuestos a asumir es el reparto de la cuota de atún rojo. De las 5.378 toneladas de cuota total a la flota del Cantábrico, les han correspondido 1.173 toneladas, un 21,81%.

El malestar de los arrantzales podría parecer lógico debido a que desde 1990 han pescado un 51% de la cuota, con lo que tienen unos derechos históricos sobre esta pesquería notablemente mayores que otras flotas. «No han respetado los criterios históricos de la flota vasca que tradicionalmente se dedica a esta pesquería, y nos negamos a que nos ofrezcan una cuota tan baja».

Sin embargo, otras flotas que han comenzado a trabajar esta especie han subido su cuota. La flota de cerco del Mediterráneo, radicada en Tarragona, obtiene el 28,4% de la cuota con 1.527 toneladas, y la de almadraba de Andalucía, el 26,35% con 1.417 toneladas. A la flota artesanal del Mediterráneo de Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia le ha correspondido el 13,7% de la cuota con 740 toneladas y a la del Estrecho de cañas de Andalucía, el 7,26% con 390 toneladas. Un 2,48% del total de la cuota se ha repartido entre la flota curricanera de Cataluña, la flota cañera de Canarias y la pesca deportiva.

Fuente. El CORREO

Escriba su comentario