APICOLA – Científicos estadounidenses encuentran la relación del síndrome de desabejamiento con el virus IAPV

Un equipo de más de 20 científicos estadounidenses han encontrado un vínculo entre el Síndrome de desabejamiento de las colmenas y un virus conocido con las siglas IAPV (Israelí Acute Parálisis Virus), desconocido hasta ahora en los Estados Unidos (EEUU).

enjambre.jpg

Según publica el Boletín de Información Agraria de la Embajada de España en Canadá y Estados Unidos el síndrome del despoblamiento de las colmenas se detectó por primera vez en EEUU en 1996, aunque hasta el 2003 no alcanzó carácter de grave epizootia.

Según el artículo publicado por la revista Science, existe una relación entre la presencia de este virus y la misteriosa desaparición de colmenas desde el año 2005, que se calcula que ha provocado la pérdida de la mitad de las colmenas en los EEUU y afecta a otros países europeos como España.

La investigación, que ha durado más de tres años, y que se encuentra solamente en sus etapas iniciales, utilizó una técnica de secuenciación del ADN de las abejas, así como de los virus, los hongos y las bacterias encontrados en su entorno, y se compararon también con muestras de jalea real procedentes de Hawai, Australia y China.

Los científicos encontraron que el virus IAPV estaba presente en las abejas afectadas del síndrome del despoblamiento de las colmenas, pero no en las abejas sanas.

No obstante, no está claro todavía si este virus es la causa directa del síndrome de desabejamiento, o si actúa sólo como marcador de otro agente patógeno.

El estudio tampoco descarta que los factores medioambientales tengan una influencia en el desarrollo de la enfermedad.

El próximo objetivo, será pues determinar si el virus es la única causa del fenómeno o bien están implicados otros factores, como toxinas, insecticidas, parásitos, problemas nutricionales o sequía, que debilitan a las abejas.

Para ello, los científicos realizarán infecciones experimentales de abejas sanas con el virus en diferentes circunstancias medioambientales y sanitarias.

Aunque la mayor incidencia de esta enfermedad se produce en los EEUU, existen casos documentados en España y otros países europeos (Alemania, Italia, Portugal, Bélgica, Polonia, Holanda, Grecia).

En las colmenas afectadas por el síndrome de desabejamiento, las abejas adultas desaparecen, pero prácticamente nunca se detectan insectos muertos porque fallecen en el campo, lejos de su colonia.

Esta enfermedad ha provocado una gran preocupación, no sólo entre los criadores de abejas, sino también entre los agricultores que cultivan frutales que necesitan de la actividad polinizadora de estos insectos.

Estas investigaciones están descartando también otras causas sobre las que se había especulado, tales como que las abejas se desorientaban con las ondas producidas por los teléfonos móviles.

Los científicos comprobaron que las colmenas esterilizadas con radiaciones, a diferencia de las no radiadas, no reproducían la enfermedad, lo que les hizo pensar que se trataba de algún agente patógeno.
Fuente. Agroinformacion.com

Escriba su comentario