Álava aumenta un 10% las ayudas a jóvenes agricultores

dip_alavaEl nuevo plan de ayudas al sector agrario alavés prevé un aumento de hasta un 10 por ciento de las ayudas a los jóvenes agricultores, para favorecer el relevo generacional del campo.

La diputada foral de Agricultura, Estefanía Beltrán de Heredia, ha presentado hoy en las Juntas Generales de Álava las líneas generales del plan, que prevé aumentos porcentuales en todas las ayudas al sector.

En el caso de las ayudas a jóvenes agricultores, se contempla un incremento de hasta un 10 por ciento, que se podrá incrementar un 5 por ciento más si suscriben contratos agroambientales.

La diputada foral ha explicado que han querido “priorizar” las ayudas a los jóvenes agricultores para “favorecer el relevo generacional, que es una garantía de futuro para el sector”.

En este sentido, ha dicho que las ayudas persiguen ayudar a los jóvenes a hacer frente a las dificultades que tienen para acceder a las explotaciones y las inversiones que requieren las primeras instalaciones.

El plan hace una mención especial a las ayudas por cese anticipado en la actividad agraria, que siempre deben hacerse en favor de un joven agricultor o de un organismo encargado de gestionar un fondo de suelo agrario.

En esta ocasión, el texto aprobado recoge que el agricultor que cesa su actividad tendrá que trasmitir la totalidad de la superficie y no podrá quedarse ninguna superficie para auto-consumo.

El plan también recoge los límites de inversión para acogerse a subvención directa en ayudas a las explotaciones agrarias.

Así, para la compra de maquinaria, plantación de frutales, construcciones e instalaciones agrícolas y ganaderas, entre otras, la ayuda consistirá en una subvención a fondo perdido sobre los primeros 75.000 euros de la inversión o de 100.000 en el caso de adquisición de un tractor, frente a los 50.000 y los 72.000 euros que figuraban en el anterior plan.

Además, para el resto de la inversión, se mejoran también las bonificaciones a los agricultores profesionales y jóvenes agricultores.

En el caso de las indemnizaciones compensatorias de zonas de montaña, el texto eleva los coeficientes y cuantías por superficie agraria útil.

La indemnización máxima por explotación pasa de 2.400 a 3.500 euros en el caso de las explotaciones individuales mientras que en el caso de las explotaciones asociadas, no existe límite.

Por otro lado, el nuevo plan recoge como novedad las ayudas a los agricultores que utilicen servicios de asesoramiento técnico o económico para mejorar el rendimiento económico y ambiental de la explotación.

El decreto recoge una subvención a fondo perdido cuyo importe no será superior al 80 por ciento del coste anual, ni superar los 1.500 euros anuales por servicio y explotación.

Por otro lado, la diputada foral ha presentado también el nuevo decreto foral para la regulación de las ayudas para la organización y celebración de ferias de carácter agrícola y ganadero y forestal.

Con este decreto, aprobado el pasado martes en el Consejo de Diputados, se agrupan en una única convocatoria anual los tres tipos de ayudas que se concedían hasta ahora por la organización de este tipo de eventos.

Las ayudas destinadas a la organización y celebración de ferias oscilan entre los 3.600 y los 4.400 euros frente a los 2.500 y los 4.500 que establecía el anterior decreto.

Además, la nueva normativa hace una discriminación positiva hacia las ferias o eventos en las que el destino principal sea la promoción de sistemas de producción ecológica.

La cuantía total máxima para la convocatoria anual de 2008 esta fijada en 158.150 euros.

AGROINFORMACION

Escriba su comentario