Al nuevo Gobierno

enba_mini1.JPGPasadas las elecciones, llega la tormenta.

Quien ha ganado las elecciones, PNV, no obtiene el respaldo parlamentario suficiente para la investidura del Lehendakari y mientras tanto, el segundo partido, PSE-PSOE, obtiene el respaldo parlamentario para la investidura pero se prevén dificultades para la acción de gobernar.

Veremos en qué y cómo acaba la historia.

Mientras tanto, los baserritarras vascos estamos ansiosos por ver quiénes conforman el nuevo equipo agrario del Lehendakari resultante y cuáles serán las líneas directrices que vayan a impulsar.

Si contamos con un nuevo Lehendakari, socialista a más señas, desde la organización ENBA colaboraremos con su departamento de agricultura, al menos,  con la misma lealtad y tesón con el que hemos colaborados con los anteriores.

Confiamos, desde ENBA, que el gobierno socialista no siga la vía emprendida por Zapatero en el Gobierno Central al crear un macroministerio (popularmente conocido como ministerio de los medios o medio ministerio) donde las competencias agrarias, en vez de ser complementadas con las competencias medioambientales, han sido devoradas por éstas últimas.

ENBA apoyaría que las competencias del departamento agrario se ensanchen y complementen con las medioambientales, ordenación territorial, etc. puesto que éstas materias tienen una especial incidencia en nuestra actividad agroganadera pero en ningún caso, respaldaríamos un replanteamiento departamental que aminorase el ya de por si escaso peso agrario  en el seno del consejo de Gobierno.

Por cierto, nuestra postura no es ninguna novedad puesto que mantuvimos idéntica actitud cuando el PNV, en época de Javier Retegi, fusionó Agricultura con Industria.

Ahora bien, lo realmente importante es saber qué es lo que pretenden impulsar desde el Gobierno y para ello esperaremos a que lo conformen y vayan desgranando sus líneas estratégicas.

Finalmente, en caso que fuese el actual lehendakari Ibarretxe quien continuase con dicha responsabilidad no quisiéramos perder la ocasión para solicitarle, independientemente de las personas, un nuevo impulso al departamento sobre la base de un equipo más cohesionado y entregado a unos objetivos claros y comunes.

 

Escriba su comentario