Agricultura defiende que «Álava debe ser una barrera para el lobo»

lobo_mapa.jpgElcorreo.com. La diputada de Agricultura, Estefanía Beltrán de Heredia, manifestó ayer que entre las tres alternativas que se plantean sobre el futuro del lobo, el exterminio, la expansión o la contención, «nosotros apostamos por la contención. Álava debe ser una barrera. No podemos evitar que entre, pero sí que colonice nuevos territorios», dijo con contundencia. Y se mostró partidaria de dividir la provincia en tres zonas delimitadas por las principales carreteras y aplicar «medidas de control o eliminación» por ser la fórmula más factible y que no compromete el futuro del lobo.


El principal argumento de la titular de Agricultura no fue económico ni social -también dio cifras de impacto-, sino medioambiental. Beltrán de Heredia aseguró que entre los hábitats más degradados que Europa quiere salvaguardar se encuentran las praderas de montaña, los pastizales que utiliza la ganadería extensiva alavesa y principalmente la oveja latxa. «Para Bruselas es mucho más importante en una jerarquía proteccionista defender el entorno en el que se mueven los ganaderos y las ovejas que el propio lobo, al que no considera en peligro. Son 20.000 hectáreas ligadas al pastoreo».
Dos técnicos del departamento, Natxo Fernández y Elena Vilches, explicaron en las Juntas Generales un estudio elaborado por el Servicio de Montes en el que se concluye que «donde desaparecen las ovejas, la degradación de los pastos es alarmante». Y pusieron el ejemplo de la sierra de Guibijo, una de las más castigadas. «Los pastores ya no suben con su ganado como antes y ese paisaje puede desaparecer», denunció Elena Vilches.
Tras la exposición, los grupos políticos criticaron la confrontación entre dos departamentos de la Diputación con respecto al lobo y pusieron en duda la eficacia de algunas medidas de contención. Beltrán de Heredia admitió que no había participado en la elaboración del último borrador del plan de gestión de Medio Ambiente.

Escriba su comentario