A LOS BASERRITARRAS NOS HA LLEGADO NUESTRO “SAN MARTÍN”

enba_mini1.JPGENBA lanza una desesperada llamada de auxilio a los consumidores vascos ante la grave situación que están sufriendo los baserritarras de Euskadi.

La situación es tan grave que numerosas explotaciones agrícolas y ganaderas de Euskadi ya han comenzado a realizar las gestiones para abandonar la actividad.

Numerosas están siendo las explotaciones que se están planteando abandonar su actividad y ya se tiene constancia de que empiezan a existir explotaciones que venden sus cuotas y derechos con el fin de abandonar su actividad cuanto antes.

Si bien la difícil situación económica que sufre la generalidad de la economía ha supuesto que el precio final PVP de los alimentos haya bajado una media del 5%, los precios que ha percibido el productor han bajado en más de un 20%.

Este importante descenso del precio pagado al productor ha provocado que la rentabilidad de la actividad sea prácticamente nula. Aún peor es la situación de los productores de productos de calidad que están viendo cómo su volumen de ventas se ha reducido a la mitad.

El mercado alimentario está destrozado.

Si bien la crisis provocó un descenso del consumo de coches o de muebles que alcanzaron una disminución del 20% de las ventas, en el sector alimentario esta situación es tan mala, que desearían haber tenido la misma disminución de ventas que en otros sectores.

Se ha producido un descenso en el consumo de productos alimentarios de Euskadi tan terrible  y brutal, que la situación económica de las explotaciones agrícolas y ganaderas de Euskadi está resultando desesperante.

Si bien todo el sector productor está sufriendo gravemente las consecuencias de la inexistencia de una política activa de comercialización de los productos de Euskadi, especialmente grave está resultando ser la situación del vacuno de leche y carne, del ovino y del sector forestal.

Durante los últimos meses, el consumo de carne autóctona de Euskadi se ha visto reducido de manera tan alarmante que ha supuesto una reducción del 30 % del volumen de ventas. Peor situación está sufriendo el queso de oveja producido en Euskadi que ha sufrido una disminución de las ventas de un 50 %. Finalmente en el tradicional sistema de venta directa de las ferias agrícolas las ventas han descendido más de un 70% y la venta de la madera ha descendido en más de un 90%.

Llamamiento a los consumidores: si no nos compran nuestros productos de calidad, o dejamos de producir calidad o abandonamos nuestra actividad.

Ante esta situación, en la que el Gobierno Vasco está demostrando tener poca sensibilidad hacia los problemas del sector primario, a los baserritarras no nos queda más remedio que acudir directamente al consumidor para solicitarle que consuma alimentos de calidad producidos en Euskadi.

No pedimos planes “renove” como el de los coches, el de la renovación de muebles, calderas o ventanas o las ayudas  a la hostelería, pues visto lo visto, nos ha quedado claro que el Gobierno Vasco no va a realizar actuaciones que realmente ayuden a resolver los problemas de comercialización del sector primario. Lo que pedimos a la sociedad vasca, es que sin poner en riesgo la economía familiar en su compra diaria o semanal, se acuerde de comprar algún producto alimentario vasco. Cada uno en la medida que pueda.

En caso contrario, de no producirse una recuperación de las ventas en breve, la sociedad demostrará  al productor vasco que no quiere y que no demanda productos de calidad y obligará a los baserritarras a tener que decidir entre el cierre de la explotación o la producción de alimentos de “diferente segmento y más baratos”.

En definitiva, ante la insostenible situación que está sufriendo el sector primario de Euskadi, ENBA insta al consumidor a que “elija” el segmento de alimentos vascos que además de ser alimentos de calidad, son los alimentos que benefician a su familia y a la economía de su país.

Apoyo a las movilizaciones estatales.

Finalmente, ante una situación que puede calificarse como la mayor crisis que están sufriendo  los baserritarras en la que el campo se está arruinando, ENBA apoya el paro agrario y las movilizaciones convocadas conjuntamente por todas las Organizaciones agrarias, ASAJA, COAG y UPA para los próximos 20 y 21 de noviembre en la que se denunciará la grave situación que están padeciendo los productores agrarios.

Escriba su comentario