El txakoli, que este año tendrá «menos grado y más acidez», crece en hectáreas y bodegas

logo_diputaciongipuzkoa.gifYa está vendido todo el txakoli producido de 2006. Esta última cosecha, la de 2007, ha sido un 15% inferior y finalmente se producirán 1.800.000 botellas, con un grado alcohólico algo inferior, y por primera vez se ha llevado a cabo un control total de certificación, con auditorías en los viñedos y las bodegas. Además, se ha diseñado una Ruta del Txakoli, con rótulos que indican la situación de las 18 bodegas acogidas a la Denominación de Origen Getariako Txakolina, una de las cuales se estrena este año: Urki, del barrio getariarra de Askizu. Estas son algunas de las novedades presentadas ayer, con motivo de de la Fiesta del Txakoli, que se celebra mañana, día de San Anton, en Getaria.

El presidente de la D.O. Getariako Txakolina, Iñaki Txueka, comenzó a comentar las novedades del sector con la buena noticia de que el txakoli de la cosecha de 2006 está ya vendido y consumido en su totalidad: «El verano ha sido fabuloso en cuanto a consumo». Tras una cosecha de 2006 muy favorable en cuanto al clima, la campaña de 2007 ha resultado problemática, con menos sol del deseable, y al final se ha conseguido un txakoli «con algo menos de grado y algo más ácido, pero muy fresco y fácil de beber».

Se estima que la producción de este año ascenderá a 1.358.000 litros aproximadamente, que se traducirán en 1.800.000 botellas. Y en esta nueva campaña se han llevado a cabo por primera vez la totalidad de controles de certificación, con auditorías en los viñedos tanto antes de la vendimia como después, y también auditorías en las bodegas. «Se trata de un nivel de control único en Europa», dijo ayer Txueka. Los txakolineros han querido que sea un organismo ajeno quien haga esas auditorías, y han ecargado la tarea a la Fundación Kalitatea.

La D.O. ha contado hasta ahora con 17 bodegas. Esa cifra ha se ha ampliado a 18 en esta última campaña. La nueva bodega, que comercializa la marca Urki, está situada en el barrio de Askizu, en Getaria. Así pues, en la actualidad hay una bodega en territorio de Aia, 6 en Zarautz y 11 en Getaria. Y el año que viene se espera que surjan otras dos bodegas, la de Karlos Arguiñano en Aia y la del caserío Kortaburu de Zarautz.

Fiesta de San Anton

Mañana, día de San Anton, se celebrará la fiesta del txakoli en Getaria. Tras la misa de las 11, a las 12 se presentará la nueva cosecha, en la carpa del frontón.

En esta ocasión, la distinción de Mahasti Jaun ha ido a parar al crítico gastronómico Mikel Corcuera -que acaba de publicar un extenso libro sobre esta bebida- y el surfista zarauztarra Aritz Aranburu, que se ha proclamado campeón de Europa.

Se repartirán bonos de cinco euros, que darán derecho a tomar otras tantas copas de txakoli. Además, se podrán consumir pinchos elaborados por los cuatro establecimientos hoteleros que han tomado parte en el concurso local: Giroa, Itxaspe, Politena y Taxco. Luego Egaña y Sebastián Lizaso cantarán desde el balcón del Ayuntamiento.

Fuente. Diariovasco.com

Escriba su comentario