Carniceros y ganaderos temen una caída de la venta de cordero en Navidad

La lengua azul llega a las puertas de la temporada alta.

El sindicato ENHE reconoce que “la situación no es alarmante, pero sí la vamos a tener muy en cuenta”

logo_ehne.gif
El sindicato agroganadero ENHE ha comenzado a detectar un “ligero descenso” en el consumo de carne, dos semanas después de desatarse la crisis por el brote de lengua azul que afecta al territorio.Sin ningún dato sobre la mesa que permita constatarlo, el presidente del sindicato, Eneko Karrera, reconoció a este periódico que se trata de una impresión que le trasladan a diario carniceros y comerciantes especializados en la venta de cordero. “Aunque esta época no se caracteriza precisamente por compras elevadas, sí se empieza a notar. No se trata de una situación alarmante, pero sí la vamos a tener muy en cuenta en Navidad”, enfatizó.

El sector aboga por insistir “las veces que haga falta” en que la lengua azul no afecta de ningún modo a la cadena alimentaria. Pese a ello, las Navidades están a la vuelta de la esquina, y aunque todo parece indicar que la acción del mosquito que inocula el virus a las reses tiene los días contados, “todavía no sabemos la dimensión que va a adquirir esta situación”, reconocía Karrera, preocupado por ver “cada vez más receloso” al consumidor.

El presidente de la Asociación de Carniceros de Gipuzkoa, Bitor Lizarribar, describía ayer que la semana, al menos en su establecimiento, se ha caracterizado por un nivel de ventas “aceptable”, si bien es cierto que no vende cordero, ni de pasto ni de leche. A falta de celebrar la junta que permita constatar la verdadera dimensión que adquiere esta situación, comulgaba con el resto de profesionales consultados por este periódico en que la lengua azul “llegará a estar presente estas Navidades. Todo va a depender de lo que dure la alarma. Si se zanja enseguida el pequeño comercio no tendrá pérdidas, pero el problema acechará si se mantiene la crisis”, valoraba.

Y es que resulta curioso, tal como subrayaba Jon Leturia, ex presidente de esta misma agrupación y carnicero en Bergara, que a pesar de la constante información que se ofrece al consumidor, éste “sigue sin conocer la verdad”. La venta de cordero es atenuada por la época del año, “pero estamos a puertas de empezar la temporada de verdad, y lo vamos a notar”, insistía.

Sus consecuencias son por el momento una incógnita, pero las dudas están cada día más presentes entre la clientela de los establecimientos donde se dispensa carne.

Leturia no daba crédito a las preguntas que ayer mismo le trasladaba un conocido mientras desayunaba: “Entonces, ¿vamos a comer animales enfermos a partir de ahora ?”, le preguntaba.

Los carniceros no se cansan de dar explicaciones describiendo a los clientes de toda la vida los pormenores de la enfermedad con el fin de mitigar sus temores. “Aquí nadie va a comer ningún animal enfermo. Estas ovejas se mueren por asfixia, pero es que además, si fallecen, no llegan de ningún modo al matadero”, aclaraba.

San martin, sin ovejas Entretanto, la orden firmada hace hoy una semana por el diputado para el Desarrollo del Medio Rural, Rafael Uribarren, que impide movilizar las 165.000 cabezas de ganado ovino, sigue dando a pie a imágenes poco habituales. Una de ellas se vivía este fin de semana en Zegama, donde es habitual que los pastores bajen a la localidad con sus ovejas, con motivo de la Feria de San Martin. Salvo el ganado caballar presente, el resto se quedó este año en el establo.

Muchos de estos pastores se preguntan estos días cómo se desarrollará el plan de choque previsto para frenar el avance de la lengua azul. La vacunación comenzará el miércoles en Oiartzun, según confirmaron a este periódico veterinarios que participan del programa. “Lo que todavía no sabemos es a cuenta de quién va a ir el sobrecoste que van a suponer las vacunas”, se preguntaba ayer Eneko Karrera.

Esta misma cuestión ya ha sido trasladada tanto a la Diputación como al Gobierno Vasco, pero los sindicatos reconocen que no han recibido una respuesta formal. “En algún medio hemos oído a Uribarren que no va a ir a cargo del propietario, pero no lo sabemos”, admitía el presidente de ENHE.

Los pastores tienen sus dudas sobre los efectos que pueden provocar las vacunas. “Nos han dicho que es un fármaco fuerte, y es un tema que nos preocupa teniendo en cuenta que estamos en la temporada de gestación de las ovejas y tememos que los fármacos puedan provocar abortos”, confesaba Karrera.

Fuente. Noticiasdegipuzkoa.com

OPINION GEROA

geroa_logo.JPG

Quien desee mas informacion sobre la Lengua azul, puede acudir a la asamblea informativa organizada por el sindicato ENBA Gipuzkoa el proximo 16-11-07 en Zizurkil.

 

Escriba su comentario