“La lucha y el trabajo en el caserio son muy parecidos”

1956_1.jpgDURANGON – Maider Unda (Gasteiz, 1977) ha completado un buen campeonato consiguiendo una quinta posición en el Mundial de Lucha que se ha celebrado en Moscú. La de Otxandio que compite en categoría olímpica de 72 kilos, cuelga en su palmarés doce campeonatos de España. Forma parte del equipo Nacional de Lucha desde 1998, lo que le ha permitido participar en numerosos torneos tanto a nivel europeo como mundial.

-  Ha completado un buen Mundial con un quinto puesto y a punto de llevarse una medalla de bronce.


– Ha sido un buen resultado y estoy muy contenta. Teniendo en cuenta que es lo que denominamos un “año de bajada”, es decir, tras las Olimpiadas llega un año de descanso en el que sigues entrenando pero a otro ritmo. Ahora me voy de vacaciones. En el baserri no hay mucho trabajo y aprovecharé para cogerme unos días.

– Compagina la lucha con el trabajo en el baserri como pastora y productora de quesos, ¿es posible llegar a competir en la élite y trabajar en el campo?
– A veces suelo estar un poco saturada. Sobre todo en primavera cuando hay competiciones y se me acumula el trabajo en casa. Pero tengo muchos ayudantes en el baserri. A otros deportistas se les hace raro que compagine la lucha y mi casa. Suelen decir: “esa no entrena, y ¿cómo consigue resultados?. Bueno, algo entrenará”, ja, ja, ja.

– ¿La lucha y el baserri se parecen en algo?
– Son parecidos. Se complementan mucho porque ambos suponen mucho sacrificio. Son muy absorbentes y cuando estoy en uno desconecto del otro y viceversa.

– ¿Qué competiciones tiene a la vista?
– A mediados de octubre empezaré con los entrenamientos poco a poco. En abril competiré el Campeonato de Europa y en septiembre toca el mundial. El año que viene será duro. La gente está a tope y habrá que trabajar mucho.

– ¿Qué cualidades hay que tener para practicar lucha?
– Lo más importante es la cabeza. Si tienes seguridad ganas mucho. Muchas veces la cabeza te corta, tienes miedo. Hay que tener ganas de ganar y una motivación especial. Físicamente también hay que estar bien.

– El duro trabajo en el baserri también le ayudará, ¿es así?
– No mucho, pero sí es importante esa motivación y la ilusión para hacer cosas que también se tiene en el baserri.

 

“Pressing catch”

– ¿Cómo empezó practicando lucha?
РCon nueve a̱os en la escuela de Otxandio. Vino un profesor a impartir sambo, una especialidad parecida a la lucha. Fue una bomba. Empec̩ a practicar y continu̩.

– No sería una práctica muy conocida en Otxandio. ¿Qué le decían?
– Nada conocida. Me preguntaban si era algo parecido al “pressing catch”, pero ahora ya tiene otra imagen, aunque la lucha no ha sido una especialidad olímpica hasta Atenas 2004.

– Competir en las Olimpiadas será una gran motivación para un deportista, ¿no es así?
 – Es otro mundo. Es el sueño de todo deportista. Ir era un sueño y encima clasificarse, algo increíble. Nadie se imaginaba que iba a llegar tan lejos.

– Ha saboreado el triunfo pero también ha conocido la otra cara de la competición con las lesiones.
 – Así es. Estuve dos años estancada. Pero de los momentos malos se aprende mucho.

– En Euskadi dedicarse a la lucha no será fácil.
– Es muy difícil. No hay profesores. Hace falta una mayor implicación. En Euskadi soy la única. No es un deporte caro porque con un chándal y unas zapatillas ya vale. Pero en mi caso tengo que desplazarme a Gasteiz a entrenar y es un esfuerzo. Las clases tampoco son muy caras. Lo que hay que tener es ganas.

 

Escriba su comentario