¿Por qué tantas huelgas en España?

geroa_sss.jpgPorque el PSOE nos engaño con falsas problemas electorales. 

Primero fueron los pescadores que amarraron sus barcos a los puertos; luego siguió el turno de los transportistas, que por poco logran desabastecer un país; más tarde los taxistas decidieron reivindicarse y no prestar el servicio por un día; le seguirán los agricultores….

Ésta es la situación que semana tras semana marca la agenda de España. Protestas que agravan la situación financiera por la que pasa el país ibérico, que el gobierno califica de “desaceleración” y la oposición -y mayoría de medios de comunicación- de “crisis”.

¿A qué se deben estos paros de trabajadores? El incremento de los precios de los carburantes es el primero en el banquillo de los acusados. Pero no el único.

Si bien el aumento de más de un 40% en el gasoil está en la línea de fuego, no es más que la gota que rebasa un vaso que venía lleno y que para algunos analistas está lejos de vaciarse.

La inflación, el desempleo y la crisis inmobiliaria llevan varios meses llenando ese vaso de insatisfacciones laborales que se profundiza con la subida de hipotecas y aumento de los precios de los alimentos, entre otros.

Se trata de un “patrón típico” que, según el sociólogo Luis Ortiz, catedrático de la Universidad Pompeu Fabra, “existe en ciertos países donde las crisis crean conflictos laborales”.

Ortiz le explicó a BBC Mundo que ese patrón está presente principalmente en el sur de Europa. Es decir, Portugal, España, Francia e Italia. “Estos son los países europeos que más huelgas hacen al año”.

Estas huelgas no son legales. Jurídicamente, en la constitución española, el derecho a huelga es para los trabajadores de una empresa y dicho conflicto debe resolverse entre el asalariado y el empresario sin que el Estado intervenga.

“No es el caso de los pescadores, transportistas, agricultores o taxistas. Ellos son pequeños empresarios. Los transportistas son dueños de sus camiones, y los pescadores de sus barcos”, le aclara a BBC Mundo el abogado especialista en derecho laboral Ricardo Morante.

El panorama económico y social en España se vislumbra oscuro para los analistas que temen que las huelgas, protestas o paros, entren en una espiral en la que cada semana un sector salga a la calle.
Fuente. AGROINFORMACION
 

Escriba su comentario