«Los intermediarios hacen malvivir al agricultor y saquean al consumidor»

«El encarecimiento de la leche nos va a beneficiar, pero llevamos 25 años con los precios congelados»

logo_ehne.gif
Mikel Gormenzana. El sector agrario vasco apuesta por las relaciones directas entre consumidores y productores para mejorar la calidad y el coste de los alimentos. El presidente del sindicato EHNE en Vizcaya, Mikel Gormenzana, expresa su temor a que las subidas de precios que se avecinan en productos básicos vayan a parar casi exclusivamente a las arcas de la industrias transformadores y empresas distribuidoras, a las que culpa del «malvivir» de los agricultores y de «saquear» a los consumidores.

-Durante décadas el sector agrario ha perdido mano de obra, renta y producción ¿Ha tocado suelo ya esta actividad?

-Esa evolución tiene su origen en la liberalización del comercio mundial de productos agrarios. Europa ha apostado por esa línea y ha comenzado a desmantelar su Política Agraria Común, lo que está provocando la escasez de reservas de cereales y subidas de precios. Si sigue el proceso de liberalización que propugna la Organización Mundial del Comercio (OMC), está claro que la agricultura europea seguirá en caída libre. El futuro no está nada claro.

Por cinco o por seis

-¿En qué medida se van a beneficiar los agricultores de las subidas de precios de productos básicos que se avecinan?

– Temo que una vez más lo que paguen los consumidores no llegará a los productores. Y voy a dar un ejemplo. Se está hablando de que la leche va a pagarse un 20%-30% más al ganadero; es decir, pasará de 50 a 65 pesetas el litro (de 0,30 a 0,40 euros, aproximadamente). La medida nos va a beneficiar, pero hay que recordar que llevamos 25 años con los precios congelados, por lo que no se compensa ni de lejos la pérdida de renta. El aumento es bienvenido y va a suponer un balón de oxígeno para muchas explotaciones, pero hay que tener en cuenta los costes de producción. El ganado, además de pastos, necesita piensos, que están subiendo mucho, como lo hace el gasóleo, la mano de obra, etc. Por otro lado, se ha comentado que las industrias están pensando en incrementos del 40% en el precio de venta al consumidor, que equivale a unas 130 pesetas (unos 0,80 euros).

– ¿Es habitual que se multiplique por cinco, seis o más el precio de muchos productos que con frecuencia apenas tienen costes de transformación?

– Es normal porque las políticas agrarias de Europa, España y el País Vasco han primado la fortaleza de las empresas transformadoras y distribuidoras. Se ha creado un oligopolio que pone unas condiciones muy estrictas para los productores y consumidores. Por eso, los sindicatos agrarios defendemos recuperar las relaciones directas entre productor y consumidor.

Compartir

– ¿Quién debe promover esa iniciativa?

– Nosotros ya lo hemos hecho, después de perder la esperanza en que las administraciones la impulsaran. Estamos creando la red ‘Arco’ -agricultura de responsabilidad compartida-, que se basa en la creación de grupos mixtos que acuerden bases comunes para primar el consumo y la producción local, y el intercambio de excedentes con otros grupos. El fin no es otro que evitar todos los intermediarios, que hacen malvivir al agricultor y saquean al consumidor.

– Y, entre tanto, ¿qué consejos puede dar a los consumidores ante el encarecimiento de alimentos básicos que se avecina?

– Todavía quedan explotaciones en todo el territorio a las que se puede acceder de forma directa. Aconsejaría a los consumidores que intenten acercarse a ellas lo más posible. Si no las conocen, que llamen al sindicato. Ése es el futuro para todos.

-¿Los ‘label’ de calidad y las denominaciones de origen han ayudado al sector? ¿Es una vía ya agotada?

– Hay que diferenciar entre las denominaciones de origen y las marcas privadas que son los ‘label’. Las primeras son una figura pública, de participación democrática, mientras que los segundos son cerrados y nada participativos. Para nosotros, las denominaciones son la única vía para que las pequeñas explotaciones puedan subsistir con una producción sostenible en el plano medioambiental.

-¿El baserritarra vive mejor o peor que antes?

– Depende del modo de agricultura que haya elegido. Desde las instituciones se ha potenciado desde hace años la intensificación de la producción -consecuencia de la congelación de precios-, lo que ha llevado a mucha gente a perder calidad de vida al tener que multiplicar su trabajo para obtener la misma renta. Pero hay quien ha apostado por otro modelo, el que va unido a la transformación y venta directa, con producciones más pequeñas, dirigidas al mercado local, que le han permitido mantener y mejorar sus rentas y condiciones de vida un poco más dignas.

Fuente. Elcorreodigital.com

2 Respuestas to “«Los intermediarios hacen malvivir al agricultor y saquean al consumidor»”

  1. Frutos Says:

    Hasta cierto punto deacuerdo con lo de los intermediarios.
    Para nada con el modo de agricultura predicado por Ehne. No es realista con los trabajadores que nos dedicamos profesionalmente a la agricultura. Como su base sindical son trabajadores mixtos se olvida de nostros (lo digo por experiencia en Ehne). No se puede vivir con el tipo de explotaciones idilicas que tanto pregonan; que bonito Euskadi lleno de caserios cada uno con su huertita ecologica, su vaquita, su cerdito y todos a vivir contentos como si fuesemos una postal para la gente de la ciudad.
    Si el sindicato Ehne quiere que exista un sector fuerte en Euskadi, tiene que apostar por los trabajadores profesionales del campo y no olvidarse de ellos como esta haciendo.
    Que continuidad ofrece al sector un agricultor mixto? Si cuando tenga el mas minimo problema se va a dedicar a su otro trabajo y abandonar el campo.

  2. wininu Says:

    La verdad es q no conozco el modelo sindical de EHNE pero sí q estoy de acuerdo con la intervención de este señor. Es el modelo de transformación y venta directa el único que tiene sentido de rentabilidad en un pais tan desarrollado como el nuestro donde las producciones agrarias tienen un futuro bastante incierto. Es absurdo pasarse la vida subsidiando grandes producciones de cereales, carne o leche cuando hay otros productores en otros países que producen más cantidades con menores costes (de menor calidad seguramente), en igualdad de condiciones me estoy refiriendo. Lo que hay q hacer es especializarse en aquellos productos de calidad que aquí se puedan producir, transformar y vender y sean rentables. Dos toneladas de trigo o tres mil de añojo se pueden encontrar hoy día en cualquier parte del mundo. Pero ir a disfrutar de un fin de semana a un paraje sin igual a la vez que se conocen los sistemas de explotación agraria del pais, se consumen productos tradicionales de alta calidad, más los que se llevan para casa, eso tiene un precio bastante más alto. No es lo mismo la carne que yo produzco en la dehesa salmantina que la que produce un cebadero levantino, pero ambas al final salen al mismo precio en la carnicería y al consumidor se la suda. Si yo transformara y vendiera casi en mi misma explotación y además tuviera una estructura, en la propia finca o en la comarca de atractivos turísticos, pej (no tiene porqué ser turismo), mis ingresos probablemente serían mayores, y seguiría siendo un ATP, pero uno que ha evolucionado, ya no necesita subsidios y es rentable.

    Y eso a veces está reñido pej con el tamaño excesivo. Un explotación pequeña o mediana que transforme sus productos e incluso intente una venta directa de productos de calidad puede ser más rentable que una explotación más grande de productos indiferenciados de calidad que se vendan al por mayor a los tratantes de hoy día.

    Yo produzco más de 100 terneros al año, no es el mismo precio el que puedo conseguir vendiendo a los tratantes y compradores q si consigo 100 familias a las que venderles los terneros a piezas. Y del cerdo ibérico no digo más. Yo vendo el kg vivo en el mercado a 400 pelas y el kg de jamón ibérico de bellota puede estar a más de 10.000 pelas. No puedo tener una nave entera de jamones que tiene unos coste de cientos de millones pero una producción pequeña sí. Y ganaría mucho más dinero…

    En cuanto al modelo de agricultura estoy totalmente de acuerdo en la profesionalidad. De hecho si EHNE apuesta por un modelo excesivamente multifactorial, a tiempo parcial, está en discordancia con la apuesta castellano leonesa de la misma organización, donde prima con mucho la profesionalidad, entendida como el ATP. El modelo mixto, a tiempo parcial, aquí en Salamanca y CyL está defendido principalmente por la UPA y ASAJA, que renegaron del ATP hace muchos años.

Escriba su comentario