«Los baserritarras saldrán beneficiados con el pase al régimen de autónomos»

Cerca de 1.900 baserritarras guipuzcoanos se verán afectados con la entrada en vigor de la Ley para la integración de los agricultores por cuenta propia al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, que entrará en vigor el 1 de enero de 2008. El subdirector de gestión de la Seguridad Social de Gipuzkoa, Juan María Marcos, explicó ayer a los asociados de Enba las principales novedades.

logo_enba.gif

– ¿Cuándo entra en vigor la Ley?

– Dentro del régimen agrario hay trabajadores autónomos agrarios, que en estos momentos pueden estar en el régimen especial agrario o en el régimen de autónomos. Para los que estén en el régimen especial agrario los efectos serán desde el 1 de enero de 2008, pero para los que estén en el régimen de autónomos siendo trabajadores agrarios, si quieren los efectos pueden ser desde ya. Para la inmensa mayoría serán desde el año que viene.

– Supondrá un aumento paulatino de las contribuciones de los agricultores.

– De momento, los cambios van a ser pequeños, porque cada vez que se hace un cambio de régimen lo que se intenta es que los efectos sean paulatinos. Este colectivo va a pasar a otro régimen de Seguridad Social, pero dentro de ese régimen se va a crear un sistema especial. No van a estar como están ahora los autónomos. Sino que paulatinamente se irán incorporando a todas las obligaciones de los autónomos.

– ¿Cuánto supondrá en cifras?

– Depende, porque en el régimen de autónomos las bases se eligen por los interesados, mientras que en el régimen especial agrario prácticamente todos cotizaban por la base mínima. En principio, económicamente van a resultar beneficiados, porque no se incorporan a autónomos con todas las condiciones, y de momento se van a beneficiar de una serie de ventajas.

– ¿El periodo transitorio está delimitado?

– No está delimitado todavía. Dentro de unos años irán integrándose totalmente en el régimen de autónomos.

– ¿Qué se le puede aconsejar, qué empiece a cotizar por la base mínima?

– Depende de la edad. Todo va pensado de cara a la jubilación. Ahora se calcula con los últimos 15 años cotizados. No es lo mismo un autónomo agrario de 40 años que otro de cincuenta y tantos, que tiene más cerca la jubilación.

– La pensión media pasará de los 419,70 euros a 644,08 euros.

– Lógicamente al subir la base de cotización las pensiones mejoran.

– Otra mejora de las prestaciones será que habrá una mayor flexibilidad para contratar trabajadores con un límite de 2 fijos o de 546 jornadas al año.

– En ese aspecto no creo que haya muchos cambios. Se admite esa posibilidad si el número de cotitulares de la explotación es más de uno.

– Con esa medida se pretende incentivar la afiliación a la Seguridad Social de los cotitulares.

– Antes, además del cónyuge, también podían ser cotitulares los descendientes hasta el tercer grado. Ahora la novedad es que se va a poder contratar a los hijos hasta los 30 años como trabajadores por cuenta ajena, aunque no tendrán derecho a la prestación por desempleo. Una de las intenciones es conseguir que se incorporen trabajadores jóvenes en la agricultura. En ese sentido sí se incentiva que menores de 30 años estén cotizando en el régimen especial agrario. Hay una serie de incentivos a la cotización para que no se despoblen los caseríos.

– Otra de las medidas es que se reduce un 30% la cotización por contingencias comunes durante cinco años a los cónyuges de los titulares.

– Y descendientes hasta tercer grado que estén trabajando en la explotación.

– ¿Qué otros beneficios supondrá?

– Otro beneficio es que en el sistema especial de autónomos la base mínima de cotización será del 18,75%. Además, hay una cosa bastante importante, se suprime el impuesto de bienes inmuebles, que hacía distinción entre pequeños trabajadores autónomos agrarios y grandes. Esa distinción va a desaparecer.

– ¿Cómo les va a afectar el nuevo estatuto del trabajador autónomo, que entrará en vigor el 12 de octubre?

– No les afectará demasiado porque les excluye del tema de la Seguridad Social. Les va a afectar poco, únicamente a los trabajadores autónomos dependientes, aunque no en lo relativo a la seguridad social.

– En definitiva, van a ser más las ventajas que los inconvenientes.

– No va a suponer ninguna carga especial para los baserritarras. Tendrán más posibilidades de elegir bases de cotización distintas y acercarse a las prestaciones y a las maneras de cotizar que tienen otros regímenes más perfeccionados que el régimen especial agrario, que estaba un poco anquilosado, con lo cual se irán acercando a las condiciones del resto.

Fuente. Diariovasco.com

Escriba su comentario