«Han contaminado campo y agua», se quejan en Lantarón

logoUAGAEL CORREO – La confirmación de un vertido accidental por rotura de un colector de productos tóxicos sobre zonas de cultivo próximas al Ebro -85 hectáreas, según la UAGA-, en el municipio de Lantarón, ha provocado una gran polémica. Mientras el Gobierno vasco, a través del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca, trata de minimizar la alarma generada en la comarca, llama a la tranquilidad y espera tener los resultados de los análisis «en breve», los agricultores afectados han manifestado que el derrame es uno más de una larga lista de denuncias.

«Estas fincas están contaminadas no solo en el suelo, sino también en los acuíferos», denunció el agricultor Jesús Estíbalez. «Hay varios expedientes y denuncias por la aparición de anilinas (colorantes) que han destruido los pozos de agua. Pero hablamos de problemas que vienen desde hace veinte años. Y cualquiera puede verlo cuando se riegan estas tierras», agregó.

El sindicato agrario UAGA exigió ayer que se «depuren responsabilidades» ante los supuestos vertidos tóxicos descubiertos en diversas fincas, así como en arroyos y cauces fluviales del municipio de Lantarón procedentes de una de las fábricas del citado municipio. La central pidió a las instituciones implicadas -URA, Confederación Hidrográfica del Ebro, Gobierno vasco y Diputación Alavesa- que agilicen las investigaciones para aclarar las posibles afecciones al medio ambiente y al sector agropecuario en particular.

«Cultivos seguros»

Por su parte, el Gobierno vasco aseguró ayer que desde que se conoció el vertido en diciembre se ha actuado con el objetivo de minimizar el impacto sobre el medio ambiente. Un portavoz de la consejería de Medio Ambiente aseguró que la Fundación Vasca para la Seguridad Agroalimentaria había estudiado los cultivos de la zona -principalmente cereal, remolacha y zanahorias- con resultados tranquilizadores «por la volatilidad de los contaminantes -tolueno, anilina y benzotiazol- y porque estos no pasan a los vegetales». Igualmente, se ha aconsejado a los agricultores que sigan con su calendario agrario y con su producción.
El asunto ha sido tratado también en el Parlamento vasco mediante una respuesta por escrito de la consejera Pilar Unzalu al parlamentario de Aralar, Dani Maeztu, que había preguntado por esos vertidos que ya fueron denunciados tanto por la Junta Administrativa de Comunión como por los Miñones y el Ayuntamiento de Lantarón. La primera de las denuncias fue presentada el 26 de diciembre de 2011.

Escriba su comentario