«El problema no se ataja dándoles de comer», dice Enba

buitre.gifDIARIO VASCO – El presidente del sindicato agroganadero es partidario del control de la población

Mikel Arteaga, secretario general del sindicato agroganadero Enba, comparte en buena medida los criterios de la Diputación respecto a la recogida de los animales muertos. «Pueden darse casos de ganaderos que, en su dejadez, abandonan los cadáveres de animales que han fallecido en puntos más críticos, en lugares por donde pasea la gente, en rutas de ocio. Y si das libertad en este sentido, podría darse el caso de que algunas personas dejaran las reses fallecidas en cualquier lugar de paso. Un animal en estado de putrefacción junto a un camino, molesta y mucho. El cuerpo puede permanecer días o semanas hasta que los buitres lo detectan».

Arteaga tampoco es partidario de la creación de muladares para alimentarlos. «La problemática de los buitres no se ataja dándoles de comer. Al final, si les facilitamos la comida van a estar mejor alimentados y aunque en principio no generen problemas al ganado, la población aumentará y en última instancia, cuando vuelva a faltar la carne muerta irán a donde sea».

A juicio del representante sindical, debe existir un estrecho control de las poblaciones. Pero no sólo de buitres, sino también de jabalíes, corzos… «Y quien se tiene hacer cargo de ellos es la Diputación. Si luego la gestión se la conceden a la Federación de Caza, puede ocurrir que ésta no la gestione, como ha ocurrido con el jabalí. Porque se ha perseguido tener al animal en condiciones para su ocio, es decir, para la caza», precisa Arteaga.

Respecto de los ataques de buitres sobre el ganado, Mikel Arteaga señala que «nosotros no hemos notado grandes dificultades con los buitres. Es cierto, no obstante, que en el sector ovino, tanto en la zona de Aitzgorri como en Aralar y algo en Peñas de Aia, están surgiendo algunas complicaciones. Cada vez más están entrando de más sitios y los vemos más», afirma.

Escriba su comentario