¡Quiero ser agricultor holandés!

holanda1.jpgEL DIA – QUE EL GOBIERNO holandés haya aprobado créditos por valor de 100 millones de euros para los productores hortícolas y que se aplicarán durante los años 2009 y 2010, con el fin de solventar el problema de liquidez ocasionado por la crisis económica, nos puede sorprender gratamente, pero no es la primera vez. Ha habido otras medidas anteriores, como las destinadas a subvencionar la energía eléctrica de los invernaderos, que todo el mundo sabe que funcionan con luz eléctrica las 24 horas del día, e incluso se les ha dado la oportunidad de entrar en el negocio fotovoltaico y eólico, utilizando los propios invernaderos, lo que les ha supuesto a los agricultores holandeses entradas económicas importantísimas para compensar, entre otras cosas, los gastos de la energía. En total, los productores hortícolas holandeses podrán solicitar créditos por valor de 200 millones de euros durante esta campaña y la siguiente, de los que el 50% será garantizado por el Gobierno holandés. ¡Verdad que igual que aquí! ¿Dónde está el ICO español para el sector agrícola?

Los créditos van dirigidos a todos los agricultores holandeses, especialmente a los invernaderos hortícolas, y dentro de este sector a los gastos relacionados con semillas, energías y costes de mano de obra. ¡Verdad que igual que aquí!

Los agricultores podrán solicitar los créditos desde el pasado mes de octubre hasta el 31 de diciembre de 2010. Afecta por tanto a la actual campaña y a la de 2010. Podrán solicitar un mínimo de 50.000 euros y un máximo de 850.000 euros. ¡Verdad que igual que aquí!

La propia ministra de Agricultura, Naturaleza y Calidad Alimentaria de Holanda (qué bonita denominación), Gerda Verburg, justifica esta ayuda porque la horticultura de invernadero holandesa está en crisis económica. ¿Nosotros estaremos en crisis? ¡Nosotros no hemos oído ese tipo de mensaje aquí!

Muchos productores hortícolas holandeses, continúa la ministra, se encuentran comenzando una nueva campaña y deben invertir, entre otras cosas, en semillas, energía y mano de obra. Normalmente, estas necesidades de inversión son cubiertas con créditos, que en la situación de crisis actual no se obtienen y la horticultura de invernadero no tiene suficientes activos líquidos para poder iniciar una nueva campaña. ¡En esto sí que nos parecemos a los holandeses!, es decir, en que los bancos no dan créditos ni por error. La diferencia está en que los holandeses tienen un gobierno que sustituye la actual política cicatera de los bancos en la concesión de créditos. ¡Verdad que igual que aquí!

También, la ministra de Agricultura, pero la holandesa, no nos vayamos a equivocar creyendo que es la española, tiene previsto la aprobación de ayudas por valor de 0,5 millones de euros para asesorar a las empresas hortícolas afectadas por la crisis. Como aquí, ¿verdad?

Las ayudas aprobadas por el Gobierno holandés siguen la línea con las declaraciones que hizo la ministra de Agricultura de este país, en septiembre, con motivo de la celebración del Día de Holanda en Almería, en el sentido de que hay que invertir en sectores que permitan innovar y que permitirán salir reforzados de la crisis como la horticultura. La ministra declaró que en estos momentos de crisis económica la agricultura forma parte de la solución de la crisis y la horticultura permitirá salir reforzados de la crisis.

A la vista de todo esto, ¿qué dirán ahora los que nos critican de que siempre estamos pidiendo ayudas? Eso sí, a pesar de que no recibimos nada en comparación con lo que reciben los holandeses, aquí lo que se recibe, se recibe tarde y mal. Por lo tanto, yo pediría menos demagogia, menos críticas a que si estamos siempre llorando, a pesar del refrán de “el que no llora no mama”, y a enterarse de lo que reciben los agricultores europeos, como los holandeses y franceses? Por cierto, me gustaría que leyesen el Discurso del presidente de Francia, Sarkozy, el pasado 27 de octubre, en la Asamblea Francesa, bajo el título “Un nouvel avenir pour notre agriculture”, dedicado íntegramente al sector agrícola y su futuro, donde anuncia, entre otras medidas, una rebaja de 2 euros en la Seguridad Social por cada jornada de trabajo. ¿Cuándo hemos escuchado a nuestro presidente hablar de la agricultura? ¡Yo nunca! ¿Y ustedes?; y lo que recibimos los canarios y peninsulares, donde el abismo es tan grande que da vértigo, y eso que somos Región Ultraperiférica, por cierto, otro invento que no sirve para nada en estos momentos. Sólo son buenas intenciones. Otra cosa, siempre que hemos pedido ayudas se nos dice desde el Gobierno central que las ayudas estatales a los sectores están prohibidas por la U.E por eso de la competencia desleal. ¿Holanda es de la UE o no? ¿No será que saben negociar y defender su agricultura? ¿No será que aquí se quitan el muerto de encima diciendo que la UE lo prohíbe?

Las palabras de la ministra holandesa, repito, holandesa, no la española, que en esta crisis no se le ha oído ni una palabra sobre la misma, coinciden con la política defendida por el sector, en el sentido de que las inversiones en el sector hortofrutícola cumplen con el binomio competitividad-sostenibilidad.

 

Escriba su comentario