La especulación de las empresas de piensos provoca grandes pérdidas a los ganaderos de porcino

logoUpa.jpgLa Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-PV) cifra en 15 millones de euros las pérdidas mensuales que están padeciendo los ganaderos de porcino en la Comunitat Valenciana desde el pasado mes de julio, por la especulación que realizan las principales empresas productoras de piensos, quienes se niegan a repercutir los descensos de las materias primas a costa de las cuentas de resultados de las explotaciones ganaderas.

La organización agraria ha realizado un estudio que revela que el precio de los cereales, principal materia prima para la fabricación de los piensos que consumen los animales, se encuentra en unos niveles de precios muy similares a los que se registraban en otoño de 2006, salvo el caso de la soja que mantiene niveles un 30% por encima de los registrados en esas fechas.

Con este comportamiento del precio de las materias primas, el valor de los piensos se puede equiparar con la situación que aconteció en los cinco primeros meses de 2007, cuando el precio pagado por los ganaderos para crecimiento y cebo de cerdos era de 23,97 euros por cada cien kilogramos.

Por ello, la UPA-PV no comprende como la última cotización de los precios pagados por los ganaderos en el mes de julio de 2008 se eleva a los 33,94 euros por cada cien kilogramos, ya que si el mercado de fabricación y venta de piensos compuestos se rigiera por los criterios de mercado las cotizaciones deberían descender hasta los 10 euros por cada cien kilogramos.

Para la UPA-PV la realidad es otra, una realidad que se puede atisbar al recordar las palabras del director de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC) pronunciadas en septiembre de este año en una jornada sobre el sorgo donde afirmó que “la volatilidad en los mercados de materias primas que ha marcado la campaña 2007/08 ha hecho cambiar los sistemas de aprovisionamiento de los fabricantes de piensos, que ahora realizan sus coberturas a corto plazo, casi día a día”.

En resumidas cuentas, el ganadero está pagando unos precios del pasado simplemente porque eran altos, ya que los fabricantes de piensos compran sus compuestos, “día a día” lo que significa que cada mes que se mantenga el precio tan elevado, los ganaderos valencianos están abonando unos 15 millones de euros al mes, respecto al precio real de la materia prima.
AGROINFORMACION

Escriba su comentario